Después de 10 años liderando equipos, haciendolo de forma intuitiva y sin formación alguna en ello, me di cuenta que a las personas que estaban en mi departamento ya no les motivaban los incentivos económicos, el reconocimiento del trabajo, días de libre disposición, NADA. Sentí que perdía la capacidad de liderar personas. Es por ello que decidí formarme a modo personal en coaching ya que con la crisis que nos vino encima, mis colaboradores ya no respondían a los mecanismos de motivación y empuje de la misma forma. Han pasado 2...